12/6/10

Vieron que siempre...

La máquina de peluches
“Si quiere ver la vida color de rosa
Eche veinte centavos a la ranura.”
Raúl Gonzáles Tuñón
Te regalo este osito,
lo gané en villa gesell y quisiera
que valores
el compulsivo desguace de mis bolsillos.
Desfilaron por la ranura (y el mundo no fue rosa)
veinte monedas de un peso
y una puteada ignominiosa
“Dios de la cabina, garra cenicienta
flaca mano de manteca,
en nombre de los ocasionales
pelotudos,
yo te maldigo”

Toma del cogote un osito
nunca para liberar y no tira del pelo
sino del peluche
que tiene gestos humanos y hace aún más
inevitable
la metáfora barata
de cielo como techo pintarrajeado
de espacio como obturado de seres
de oportunidad que parece trampa.
La vigésima es la vencida:
un peluche en mis manos
una carcajada de hilo.
Quiero regalarme por un peso convertible

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Te tomo del cogote
pero debes tener algun desgarre muscular y no quiero hacerte daño :P
ja Me gusto el texto.
paranoico!
Anda al medico locoo!

soy insoportable dijo...

che, éste me gustó en el "poesía&prozac", y me gustó que te guste nicanor parra y la antipoesía, y bueno, eso.